Historia del Caballo de Paso.

Conde Barro Blanco ( Cónsul II en Ciruela) Criador y Propietario:Darío Gutierres Tirado, montador Gonzálo Franco Vergara

Cuando se produce el descubrimiento de América por Cristóbal Colón en el año de 1492, no existían caballos en el continente americano, ni los aborígenes tenían noticias del mismo, es por eso  que su retorno al Nuevo Mundo comienza a partir del segundo viaje de Colón el año 1493, cuando ya sabiendo que existían tierras colonizables, vinieron diecisiete barcos trayendo animales domésticos, semillas de plantas cultivadas en España y gente dispuesta a establecerse.En ese entonces es cuando llegan los caballos por primera vez a La Española, isla de Santo Domingo, donde encontraron clima y pastos propicios que le permitieron proliferar y de allí se extendieron a las otras grandes Antillas. Juan Ponce de León lo llevó a Puerto Rico en 1509, Juan de Esquivel a Jamaica en el mismo año y Diego Velázquez a Cuba en 1511. Establecida sólidamente la cría caballar en estas  grandes islas, fue desde allí principalmente que se surtieron de estos animales las expediciones a Costa Firme. A Venezuela llegaron por oriente a la región de Cumaná y Barcelona en la  tercera década del siglo XVI con la expediciones de Gonzalo de Ocampo, Jácome Castellón, Diego de Ordaz, Antonio Cedeño y otros.

En Occidente, del país en la región de Coro en estado Falcón, con Juan de Ampíes en 1527 y de seguidas en gran cantidad con los gobernadores

alemanes, época de los Belzares, pues lo requerían para las expediciones de penetración al interior que caracterizaron a estos gobernantes.

Por lo que respecta a  la República de  Colombia, llegó el caballo con Rodrigo de Bastidas cuando la fundación de Santa Marta y penetró hasta el corazón del país por dos vías, llevados desde la costa hacia el sur, hasta la sabana de Bogotá, por Gonzalo Jiménez de Quesada y desde Quito hacia el Valle del Cauca por  Sebastián Belalcazar. Ya para fines del siglo XVIII la Capitanía General de Venezuela y el Virreinato de Nueva Granada dispusieron de una muy numerosa población equina.

¿Como se obtuvieron  los famosos Caballos de Paso?

El Trote criollo, al contrario del Trote clásico del Caballo Frisón, del caballo Europeo en líneas generales, radica que es un trote de brazos bajos, no es un trote golpeado, el trote de brazos altos (Europeo) es un trote fuerte,  golpeado, por la suspensión  que efectúa en sus miembros posteriores al ejecutar el trote, esto le ocasiona un golpe más fuerte al colocar sus patas en el piso, y jamaquea muy duro al jinete al desplazarse, lo que apreciamos en el trote criollo de nuestro caballo de paso, es la suavidad, motivado por el resortaje del tren posterior, donde el juego de los corvejones hace que el desplazamiento del caballo trotón sea muy suave con casi poco movimiento del montador, esto caballos al ejecutar el aire del trote no suspenden sus miembros en el aire, lo que hay es un movimiento instantáneo de apoyo.

Estos caballos se lograron con la unión de la sangre de los caballos ambladores y los caballos trotones, de la misma forma se obtuvieron los caballos trochadores

El Caballo Berberisco, es un animal de una alzada media, de mucho brío, proveniente del África del Norte (Berbería) donde se desarrolló en el reino de Los Númidas, (estos eran un pueblo de centauros, montaban sin rienda y sin bocado) es una de las razas ancestrales del Caballo de Paso Hispano-americano. Es del tipo mesoformo, con caja ancha, pecho ancho, musculoso y algo corto, cola bastante baja, grupa redonda con un declive. Cabeza corta, recta y convexa en la frente y hundido en la base de los nasales, pero nunca acarnerado.

Docilidad de temperamento, y resistencia inigualable. Sus movimientos se hacen ceñidos a la ambladura o andadura que se caracteriza por el desplazamiento sucesivo y alternado de dos movimientos laterales de sus miembros y que producen el sonido de un solo golpe al asentar el bípedo lateral, para completar el paso en dos golpes.

Los Caballos Berberiscos son traídos a España por Aníbal durante las Guerras Púnicas, luego con la invasión de los Musulmanes a la península Ibérica, se trajeron muchos caballos de origen Berberisco. Estos caballos se desarrollaron al Sur de España, en la zona de Castilla, durante los 800 años de la dominación Musulmana.

Los moros fueron los primeros en colocarle freno al caballo y al hacerlo descubrieron cual de los caballos manejados por el freno daba un mejor andar, hasta que se empezó a romper los dos tiempos de la ambladura en cuatro tiempos por selección genética, los caballos que no lograban estos cuatro tiempos, eran dedicados al trabajo.

Los Caballos que vinieron a América tuvieron el mismo tronco en su descendencia, los cuales tenían a su vez en su conformación, la intervención  del Caballo de la Europa Oriental con mucha sangre Mongólica.

La palabra usada dentro de los caballos de paso como es la denominada Paso Castellano, proviene de la zona de Castilla, donde se desarrollaron los caballos berberiscos antes de ser traídos a América y aun se sigue usando con las implicaciones de que los únicos ejemplares de paso castellano eran los que trajeron los colonizadores, por que procedían del reino de Castilla, a través del tiempo con los distintos cruces que se realizaron con los caballos trotones, éste paso se perdió.

Al principio del siglo 20 siguieron conviviendo los caballos de genes diagonales, con los caballos de genes de paso, estos fueron los mismos descendientes de los caballos de trote y de paso que vinieron de la Española, el caballo de paso evolucionó y adquirió  en América la finura y el de trote el pulimento y la suavidad, estos dos vivieron juntos por mucho tiempo, y el genio, el resortaje y otras características se incrustaron en el caballo de paso y de allí nos viene la distinción que caracteriza al caballo de Paso Colombiano, el cual es un repicado, que no es el paso de caballo paso fino puro, sino es un repicado que no se andonea ligero, que no se volea de atrás ligero. ¿Pero qué se necesitaba hacer?  Se necesitaba separar el caballo de paso de genes diagonales, del caballo de paso de genes laterales. Hubo dos o tres criadores, entre ellos Don Fabio Ochoa Restrepo, y tal vez por los años 20 los Criaderos Soacha y Las Canoas en la Chucua en la Sabana de Bogotá, se pusieron a buscar el diseño fenotípico del paso fino, brazos bajitos y elásticos, buscaron reproductores que hacían finura, dejando a un lado los de brazos altos y de paso trochadores, de esta forma fueron rescatando la finura en 30 años, el criadero más importante en este proceso fue El Criadero La Loma de la familia Ochoa en Medellín, Colombia. El caballo mejoró en América por el clima, los pastos, la alimentación y el buen cuido de los nativos.

En el Caballo que vino a América,  observaron los entendidos, que tenía en sus movimientos cuatros tiempos sin sincronismo, los chalanes colombianos empezaron a buscar genéticamente el que con el manejo sincronizaba mejor, hasta que el caballo escogido de mejores patas, mejores brazos, mejor brío y daba mejor boca, igualaba los cuatros tiempos del sonido del ritmo, entonces descubrieron la finura y este es el Paso Fino Colombiano.

El caballo de pasos diagonales fue mejorante de paso fino, hasta donde no incidió, no dañó la tendencia lateral de caballo de paso, el gen diagonal le dio al gen del paso, centralización y le dejó mejores patas; cuando en caballo de aires diagonales daña al caballo de paso laterales, estos  buscan a la trocha o el trote.

El Trote, en un paso que se realiza por bípedos diagonales en dos batidas en un solo tiempo, el caballo en su desplazamiento,  pone la pata y la mano en el piso a un mismo tiempo, originándose un sonido característico como un tas,tas,tas,tas.

La Trocha, es un paso que se realiza por bípedos diagonales en cuatro tiempos, donde el caballo al desplazarse, primero pone la mano en el piso y luego la pata y así sucesivamente originándose un sonido cuya características son, tras,tras,tras,tras,tras,tras.

El caballo de paso se desarrolla en Colombia hace más o menos  100 años, los adiestradores y chalanes colombianos, buscaron un paso o aíre que fuera cómodo para el caballo y para ellos,  así lograron obtener un ejemplar suave en su andar, para desplazarse en la difícil topografía colombiana (zona Cafetera) fue allí donde se maximizó el proceso de mejoramiento genético y un paso “hecho” por las habilidades de los chalanes colombianos, quienes en su mejoramiento para obtener un ejemplar que se adaptara a los escarpados terrenos montañosos de Colombia, lograron sincronizar la ambladura y los caballos de paso que no sincronizaban, logrando los cuatros tiempos del ritmo, la ambladura la cual por su característica el caballo al desplazarse mecía a jinetes de lado a lado, resultando muy incómodo para el chalán, creándose una expresión dentro de los caballistas que era, te llevo pero te incomodo. El chalán con su malicia, su pulso, su habilidad,  romper el paso no sincronizado, logra un caballo de mucha suavidad en su desplazamiento, logrando un aire denominado en Colombia como paso fino Colombiano. Paso Fino: es un aire por laterales en cuatro tiempo isócronos, donde el caballo al desplazarse, coloca la pata en el piso y luego la mano de un mismo lado, y así sucesivamente emitiendo un sonido que suena taca, taca, taca, taca, taca, taca, taca.

En Venezuela se conoce un paso parecido al paso fino, por poseer la misma mecánica llamada Volatería, ésta   con un desplazamiento por bípedos laterales más rápido y avanzador que el  Paso Fino colombiano.

Desde hace mucho tiempo se viene realizando en Colombia la cría sistemática del caballo de paso; con los distintos cruces que han realizado los criadores, han generado caballos de mucho brío, buen temperamento, excelente suavidad y finura. La industria del caballo de paso en sus distintos aires ha generado a los criadores colombianos grandes cantidades de divisas, las cuales han obtenido a través de las exportaciones que han hecho a Venezuela, Curazao, Aruba, República Dominicana, Puerto Rico,Ecuador, Panamá, Alemania, Francia, Suiza y  Estados Unidos.

Los más importantes criadores que en épocas pasadas se dedicaron a la cría del caballo de paso en Colombia fueron los siguientes: Los Velez, Tulio Ochoa, Fabio Ochoa Restrepo, Arcesio Nichols, Criadero la Chucua, Milo Sárria, Tulio Ramírez, Julio Silva, Víctor Quintero, Jorge Ocampo, Roberto Velez de Manizales, Joaquín Urrea, Alberto Posada, Gregorio Castillo, Sergio Barona, Elías Brión, Samuel Isaza, Don Adolfo Castro de Cali y otros.

Las ferias organizadas empezaron más o menos en Colombia, en los años 50, anteriormente existían exposiciones en los pueblos, cuando los hacendados venían con sus productos a la feria y exhibían sus caballos y demás animales, comenzó la inquietud de organizar eventos para saber cual de los caballos era el mejor, en la actualidad existen una gran cantidad de Ferias y exposiciones   donde se exhiben los mejores caballos de Colombia, organizadas por las múltiples asociaciones, las cuales muchas han celebrado ya su cincuentenario, entre ellas ASDESILLA, ASDEPASO y otras.

El Organismo rector de todas estas asociaciones se llama FEDEQUINAS, siendo su sede la ciudad de Santa Fé de Bogotá.

La exportación de caballos de Colombia hacia Venezuela, comenzó con las famosas ferias de Táriba en estado Táchira, donde los comerciantes de caballos de la época traían sus bestias para venderlas, los hacendados del occidentes venezolano fueron conociendo este tipo de caballos, así se fueron difundiendo hasta llegar a Mérida, Barquisimeto, Acarigua  llegando a Caracas en el año 1960, los primero en traer caballos de paso a la capital de Venezuela, fueron: Manolo Franco, José Cheo Zambrano Mora, Juan David Ochoa, José Lopéra, Nino Piedrahita, Alberto García, (el Mono Tarzan), Jairo Gómez esto por los años de 1960.

José Cheo Zambrano y Luís Tagliaferro, organizaron una caballeriza en la Hacienda Sartenejas, donde hoy existe la Universidad Simón Bolívar, el Sr. Antonio Santaella alquiló este lugar, el cual sirvió como sitio de reunión de los Srs. Pedro Armas, Oscar Rojas Araujo, Roberto La Concha, Héctor Betancourt, Luís Tagliaferro, Freddy Savelli Acedo, Agustín Coll, Francisco Guedez, Andrés Galdo Ferrer y su hermano Javier, Jorge Álvarez, Guillermo  Santaella, Miguel Poleo y otros.

La semilla del caballo de paso Colombiano, estaba sembrada, y se fue extendiendo por casi toda Venezuela,  se fundó ASOPASO el 29-12-1968. ¡HA MUNDO…. BARQUISIMETO¡

Los principales expositores de esta región fueron: Gilberto Rodríguez Aranguren, Carlos Montes, Cheo Giménez, Francisco García Toledo, Shiloh Alvarez, Gustavo Carmona, Enio Anzola, Carlos Chiossone, Chicho Riera, Eloy Febres Cordero, Teodoro Meléndez, León Simancas, Fran de Riera, Reinaldo Valero, Francisco Teppa, Rafael A. Montes de Oca, Francisco González, Enumam Suares. Etc.

En Acarigua en estado Portuguesa, en su Hacienda San José, el Sr. José Couri Turbay, excelente criador y expositor, quién tuvo la suerte de poseer una de las mejores yeguas de trote y galope, llamada la Dalila II , (Caballo Viejo en la Danesa) la cual se la compró a un Sr. de apellido Rico quien se la  ganó en una rifa hecha por Don Fabio Ochoa en la Plaza de toros La Macarena de Medellín. La Dalila, junto con Doña Juana, (Peralta en la Tostada) otro ejemplar de alta calidad propiedad de Alfredo Candía, dieron muy buenos espectáculos en los años 70.

Emilio Candia Candia (q e p d) también se dedicó a la cría y a exponer caballos de paso en las distintas ferias que se realizaban en Venezuela. Poseía un criadero en la Urbanización “Club de Campo” en San Antonio en estado Miranda

La primera asociación que existió se llamó, Asociación Nacional de Criadores de Caballos de Paso. (ANCP) y esta fue sustituida por La Federación Nacional de Criadores y Expositores de Caballos de Paso de Venezuela, “FEDEPASO” fundada en 1984, en la ciudad de Barquisimeto, siendo su primer presidente durante cuatro años el Dr. John Parras Febres.

Por motivos de expropiación de los terrenos donde funcionaba la caballeriza de la Hacienda Sartenejas, los grupos de caballistas  se dividen y unos se mudan para filas de Mariches y otros al sector de Hoyo de la Puerta en Baruta estado Miranda.

El 26 de julio del año 1969, se inaugura la Famosísima Caballeriza Paso Fino, por el juez nacional, Cheo Zambrano Mora, Los jueces Fueron el Dr. José Giacopini Zárraga, Manolo Franco y Alberto Zambrano Mora.

En estas instalaciones se formaron los criadores y expositores de la zona metropolitana: Nicola Greco, Leopoldo Carandini, Vicente Lamónica, Alberto Echenagucia, Gilberto Tamí, Aberlardo Eslava, Nene Abrahám, John Parras, Oscar Rojas Araujo, Gustavo Aguilera, Enrique Pérez Mato, J.J. Andrade, Rubén Márquez y Raúl Márquez.  Ramón León, Nicola Greco, Vicente Lamónica, Gustavo Aguilera

Crean El Club Hípico Vista Hermosa en Hoyo de La Puerta, integrado por Alfonso Benzecry, Tulio Carnevalli Salvatierra, Pedro  de Armas, Francisco Guedez, José Pares, Gustavo Fonseca, Víctor Vargas Irauzquín, Felipe Tirado, Pancho Borges, Guillermo Santaella.

En el estado Zulia, estaban los Hermanos Urdaneta, Rutilio Ríos, Herminio Pérez.

En Valera, Estado Trujillo, Benito Conte, Jorge Medina.

Los Chalanes Colombianos
Somos de la opinión que la labor realizada en por los chalanes colombianos ha sido beneficiosa y fructífera para el desarrollo del caballo de paso en Venezuela; A través del tiempo los chalanes han realizado una positiva labor enseñando a conducir y adiestrar al caballo de paso.

La presencia del chalán colombiano en nuestro país ha sido consecuencia a la falta de montadores criollos especialistas en la conducción del caballo de paso colombiano. Con la llegada del Jeep y el mejoramiento de las vías de comunicación en todo el país, ocasionó que se fuera perdiendo la tradicional labor que ejercían los adiestradores venezolanos en los distintos pasos vernáculos, (pasillano, pasitrote o de la volatería criollas). De la misma forma desaparecieron los herreros, talabarteros y otras profesiones afines por consecuencia del abandono de la cría del caballo, por considerarlo innecesario.

Las únicas actividades hípicas que quedaron en el país fueron: la equitación, el polo, las carreras de caballos y nuestra tradicional y valiente fiesta de los toros coleados. Esta situación obligó a la afición  de caballistas a importar de Colombia los excelentes y gallardos Caballos Castellanos, solicitando a su vez los servicios  de los conductores y adiestradores profesionales en esta materia, de ésta forma éstos  han venido enseñándonos el difícil arte del manejo de los caballos de paso, nuestros expositores, criadores y los diferentes jinetes y amazonas del país se han nutrido siempre de conocimientos  para proseguir en Venezuela con la bella y elegante  actividad de los caballos de paso en sus distintos aires.

A continuación nombramos algunos de los montadores que vinieron con los primeros ejemplares de paso a nuestro país: Aníbal Maya, Mario Maya, Nelson Medina, Jorge Medina, Oscar Zuleta, Jaime Urrego, Reinaldo Díaz, Héctor Gallego, Elías Martínez, Adolfo Montilla Roa, Gonzalo Naranjo, Dairo Chica,  Jairo Luna, Gilberto Pérez, Felipe Martínez, Rodrigo Gómez Calderón, Luís Alfredo Ochoa y otros más.

DAME PASO, no es dueño de la Verdad, pero   siempre vamos en busca de ella.

La historia del caballo de paso, en Colombia y Venezuela.

Colombia  tiene un calendario  muy extenso de ferias y exposiciones: grado A, B y C, donde los criadores y expositores llevan sus productos para competir  y vender. La calidad de estos ejemplares cada día se ha ido superando y mejorando en sus cruces, los caballistas  se han agrupado en asociaciones  que son las encargadas de organizar los distintos eventos en las cuatro zonas equinas en que FEDEQUINAS ha dividido al país, para que un ejemplar  pueda salir fuera de Concurso es necesario que gane 10 títulos de Gran Campeón en ferias grado “A” y 5 títulos de Gran Campeón en ferias grado “B” cumpliendo con el requisito de haber obtenido estos títulos en las cuatro zonas que está dividido el país equino.

Cuando un ejemplar  ha obtenido el título del Fuera de Concurso, puede salir a ratificar  su condición  como tal, puede ser ratificado  su fuera de concurso o no, de acuerdo a como se encuentre en su presentación, debe mantenerse en las mismas formas como se encontraba cuando obtuvo el título del fuera de concurso, si entran más ejemplares  en esta competencia  y sí son ratificados, deben de concursar por el máximo título como es el de Campeón de Campeones.

Los Aires o modalidades de paso donde compiten estos caballos son los siguientes: Trote y Galope, Trocha y Galope, Trocha Pura y Paso Fino.

De acuerdo a la cantidad de los campeonatos  obtenidos se le  declara Ejemplar  del año. En Colombia y en Venezuela  se realiza  la Feria Nacional donde los ejemplares  que son declarados  grandes campeones, obtendrán el título de Gran Campeón Nacional de su modalidad, caballos y yeguas. De acuerdo al número de campeonatos obtenidos   por un ejemplar  éste será declarado Ejemplar del año, como fue el caso del Capitán de La Vitrina  en el año 1994 en Colombia y Bambino del 8 en Venezuela en los años 1992 y 1993, declaro Fuera de Concurso en 1994 en una feria de Barquisimeto.

Las edades donde compiten estos ejemplares  son: potros adiestrados a la cuerda de 18 a 24 meses y de 25 a 30 meses. Se  realiza una competencia  por el campeonato  joven tanto en los machos como en  las hembras, cada uno por su lado y sólo competirán  aquellos ejemplares  que ocuparon el primer lugar, al calificar  como Campeón Joven o  Campeona Joven; si hay algún animal que haya secundado  al Campeón Joven, éste entra a competir con el ejemplar  que obtuvo el primer lugar en su categoría, si es que lo hubo.

Las competencias  de los ejemplares montados se realiza  en las edades comprendidas entre 31 a 42 meses, 43 a 60 y mayores de 60 meses, hay países que aplican el reglamento Internacional  impuesto por CONFEPASO, donde las competencias  se  efectúan en cinco edades: de 28 a 36 meses, 37 a 48 meses, 49 a 60 meses, 61 a 77 meses y mayores de 78 meses.

Siempre que hayan ejemplares  que obtuvieran un primer lugar, competirán  por un Gran Campeonato, al declarar  los jueces al Gran Campeón, entra a competir el ejemplar  que haya ocupado el segundo lugar detrás del caballo  que fue declarado Gran Campeón, para disputar lo que se llama el Reservado Gran Campeonato. Estas competencias  las ejecutan  los machos y las hembras cada uno por su lado. Las  competencias  en Venezuela  se hacen al  igual que en Colombia, sólo varía en que los ejemplares  para salir fuera de concurso, sólo se computan los campeonatos obtenidos en ferias grado “A” y después de los 60 meses.

Ha habido una serie de cambios en el reglamento de juzgamiento, que no nombramos aquí, esta es una pequeña historia de lo que ha venido sucediendo en los distintos países durante el tiempo, hasta el año 1996.

Colombia realiza  una gran cantidad de eventos durante el año, siendo la de mayor importancia  las del grado “A”, entre las cuales nombramos: Manizales  (ASDECALDAS);  la Feria de Las Flores, en Medellín (ASDESILLA); Santa Fe de Bogotá (ASDEPASO); Copa América , en Cali (ASDEOCCIDENTE);  Pereira (CRINES); Feria de Tulúa, en el Valle, Armenia, Cartagena, Pitalito, La Ceja y Río Negro en Antioquia, Roldanillo, Neiva, Caucasia, ASOCABA y ASDESILLAS en Medellín y otras.

La Primera feria organizada en Venezuela  con jueces colombianos, se realizó en la ciudad de San Cristóbal en el Año 1967, con reglamentos de Colombia, luego en Mérida con la famosa Feria de las Cumbre, actuando el Dr. José Giacoppini Zárraga por Venezuela y por Colombia los Srs. José Joaquín Quintero y Ricardo Gaitán.

Luego siguieron Valencia, Maracay, Caracas, Barquisimeto en el año 1970,  estos certámenes  fueron organizados por la Federación de ganaderos y el ejercito venezolano, juzgándose  todas las razas, hasta que los caballistas  se empezaron a organizar y se comenzó a juzgar sólo caballos de paso.

En Junio de 1968, se realiza en el Club Los Cortijos el primer evento organizado en la ciudad de Caracas, luego siguió con las ferias en Fuerte Tiuna, Maracaibo y Santa Bárbara del Zulia.

En  la presidencia del Sr. Ramón López Rivas, elegido el 23 de mayo de 1989, bajo un gran consenso. FEDEPASO  logró aumentar  el número de asociaciones  y por consiguiente aumentaron los eventos equinos y sus clasificaciones, Venezuela en una reunión de caballistas que se realizó en la I Feria de Coro 1991 en estado Falcón, propuso en la voz de Ramón León, que deberíamos crear un ente que agrupara todas las Federaciones de los caballos de paso, ahí estábamos: Ramón León, John Parra Febres, Danilo Porras, Arnaldo Montilla, Carlos Silva Alcalá, el editor de Cuatro Tiempos, y El juez Luís Fernando Rodríguez, quien se llevó la idea para Colombia y se comenzó insipientemente los que es hoy CONFEPASO.

La participación de Ramón López Rivas, Carlos Lemoine, Tom Pieter de Aruba, Eduardo Sholoeter, Luís Eduardo Botero Presidente de FEDEQUINAS para esa oportunidad, en la creación  de CONFEPASO fue importante  cuando se realizó  en la ciudad de Cúcuta en la Casa del prócer colombiano “Santader”la primera reunión y escogencia de la primera junta directiva  de esta institución, Siendo su primer Presidente el Sr. Luís Eduardo Botero, quién había hecho todos los contactos y redacción del primer documento de esa Confederación.

En el año 1991, el Sr. Raúl Parra Serva es elegido para regir los destinos de La Federación, en su primer intervención  propuso que debería haber una mayor participación de jueces colombianos para que nuestros jueces de menor experiencia  se nutrieran de conocimientos, para que en un futuro fuesen ellos los que dirigiesen los juzgamientos  en nuestras pistas.

Se formó un gran problema entre FEDEPASO y la Asociación de Jueces de Venezuela , ANJUCAP, las consecuencias  de no tomar ésta idea la estamos viviendo aún en el año 1996; muchos jueces se han graduado sin haber tenido una pasantía por los distintos ambientes  de nuestros eventos equinos.

En Octubre de 1992, se realizó la reforma parcial del reglamento de juzgamientos, donde ya no serían tres los jueces en la pistas sino dos, empezó a existir el juez de prepista para aligerar los eventos, se exigió la baticola, paltó y corbata para los montadores, mejor presentación de los palafreneros, de ésta forma se logró hacer que nuestros concursos se viera a los ojos del público más elegante y mejor organizada la fiesta de nuestro caballo.

En Diciembre de 1992, es elegido el Dr. Atilio Castillo presidente de FEDEPASO, en Club Vista Hermosa, todos bajo un gran consenso y mucha unión, en enero de 1993 se comienza a exigir el registro genealógico  de los ejemplares  en la ciudad de San Cristóbal, fue muy duro para la Federación este trabajo, pero ya los criadores y expositores comprendieron la importancia  de los registros.

La Junta Directiva  de La Federación  estuvo casi dos años trabajando para organizar  los eventos equinos y el comportamiento  de los expositores, hubo muchas amonestaciones  y suspensiones que son las causantes de la división que existe en éste momento  dentro del gremio de los caballos de paso.

En febrero de 1995 es elegida la Sra. Antonieta  Ayala de Márquez, por primera vez  no hubo consenso para elegir  nuestras autoridades; se formaron dos planchas y los candidatos: Gilberto Rodríguez y la Sra. Antonieta  Ayala de Márquez, se trabaron en una dura pelea, llegando  hasta el día de la elección  en la misma forma, con insultos escritos y de palabras, ésta elección  fue un desastre y de mucha división para el movimiento  caballístico. La Suerte no estuvo con ésta nueva junta directiva, apareció  en el país la epidemia  de la Encefalitis Equina Venezolana  y dañó los eventos equinos en Venezuela, por consiguiente  La Federación se limitó a trabajar por CONFEPASO y abandonó el movimiento equino nacional, debilitándose  cada vez más, creemos qué se han debido hacer reuniones para solventar los problemas internos y buscar  de nuevo la unión que tanta falta le hace al movimiento  equino.

En 1995 se forma una segunda Federación llamada FEDECRIA y la preside el Sr. Gilberto Rodríguez Pérez. Por la renuncia del Sr. Michael Kelly a la presidencia  de CONFEPASO, sube por reglamento  la Sra. Antonieta  Ayala de Márquez a ocupar  la presidencia  y bajo su mandato se efectúa en el Poliedro de Caracas, el 8 de Agosto de 1996,  El I Campeonato Mundial de Jinetes y Amazonas ” Felix Santiago Oliver”.

En Venezuela  las asociaciones  le han dado mucha importancia  a las escuelas de Jinetes y Amazonas  las cuales tienen reglamento  propio, la primera escuela organizada  se hizo en Barquisimeto  en 1.989, llamada  Fran de Riera, y su profesora fue Leila  Maso (amazona  fuera de concurso), luego se creó la escuela  de la ciudad de Mérida  la cual lleva su nombre y la escuela de ASOCAME(EJAME) dirigida por Liliana Barreto; las escuelas de Valera: (ATRUPASO) dirigida por Pablo Dávila  y Los Chalanes  cuya profesora es Consuelo de Medina; la de San Cristóbal, llamada  Martha de Quintero; la escuela de Machiques (GADEMA) y Villa del Rosario dirigidas por Rafael Romero en el Edo. Zulia; en el Edo. Miranda  la Escuela  de Anelis Salazar  (Caballeriza  Paso Fino); Escuela de Margot  Mabo (Caballeriza  la Rienda) La Escuela Diego Brand, dirigida por su hija Martha Brand.

Es tanta la calidad  que han obtenido estos jinetes y amazonas que en la actualidad  están capacitados para conducir ejemplares  en competencias  con montadores profesionales. En épocas pasadas nuestros jinetes y amazonas  adquirieron sus conocimientos del caballo de paso a través del contacto  con los chalanes profesionales, esto fue el semillero  que en esta época han seguido cultivando  la afición como : Gilberto Rodríguez  Pérez, Francisco García (Filucho), Alvaro Castellano (El Chepo), Angelo Sarjeant, Carlos Silva Alcalá , Evencio Gómez González, Juancho Gómez González, Gustavo Aguilera hijo, Roberto y Guillermo Benzecry, Rodrígo Lanz, Milton Morales Aragort.

Los Ejemplares  que hubiesen ganado 10 ferias nacionales eran declarado fuera de concurso, como fue el caso de Jardinero, primer caballo que salió fuera de concurso en Venezuela, Antioqueño, Resorte IV, Doña Juana, Caracol, Dorado. Colombia  trajo a competir ejemplares  como Contra Punto, Bochica y otros.

Los Mejores Criaderos de Colombia en el pasado y en la actualidad  son los siguientes: La Loma, La Margarita , La Canoa, Francisco Velez, La Clara, La Vitrina, Líbano V8, El Socorrro, Villa Lorena, La J, El Escarabajo, Criadero Villamilena, Sociagro, Ronda de Piedra, Santa Rita, Nevado Ranch, La Graciosa, La Luisa, San Isidro, Bella Vista, Villa Tutti; en Bogotá, La Victoria, La Manuela, Criadero Lady  Di, Criadero Potrillos, Criadero La Ponderosa, Agudelo y Velez. Existen muchos otros criadores importantes  que han engrandecido el plantel caballar  colombiano.

Venezuela  comenzó  comprando sólo ejemplares  machos de la mejor  raza de Colombia y no todos se dedicaron a la crianza  de los caballos de paso, El Sr. José Couri Turbay en Acarigua,  fundó el Criadero San José; el Ing. Francisco González fundó el Criadero Rienda Suelta en el Jebe, Barquisimeto; En estado Aragua Giovanni Benicasa (q.e.p.d.) Haras Araguaney, con sus ejemplares F.C. Caracol, de trote y galope y Dorado trochador; Víctor Sepulcri, en el estado Miranda; Miguel Angel Poleo con su caballo F.C. Campanero; el Dr. John Parra Febres con Valentino , Candelazo (trochador) y Piel Canela; Antonio Somoza con su yegua trochadora Alma Llanera; El Dr. Emilio Candia  Candia (q.e.p.d.) con su Criadero Candileja;  su hermano Alfredo Candia, con El Rancho Santa Lucía y su Famosa yegua La Juana F.C.; Francisco (Pancho) Borges con su famoso caballo Oro Negro y su Criadero El Sitio; Enrique Pérez Matos con su Criadero  2 Estrellas y su ejemplar Valentino; Luís Tagliaferro Criadero Santa Rosa con Campanero; José Antonio Mora con su famosa yegua La Ronda de Fedellín; Arturo Sarjeant con la caballeriza  Loma Linda y su caballo de trote y galope Lucifer; Gilberto Duarte con la yegua la Candelacita, madre de Resorte de San Juan; Andrés Galdo Ferrer, a quién le debemos en gran parte la difusión de nuestros caballos a través de la prensa, cine y televisión, con Rabicano, caballo  que fue declarado Fuera de Concurso Vitalicio  en trocha por la Federación de Ganaderos de Venezuela;  Oscar Rojas Araujo con Cascanueces y Cónsul IV; Guillermo Santaella  con Criadero La Puerta y sus ejemplares Resorte IV, Rescate e Impacto I, Evencio Gómez Mora con su caballo Cardenal y su Criadero El Edén; José Sureda Criadero La Loma; Esteban Rawicz con su caballo Eclipse; Guillermo Goeta, (q.e.p.d.)  con Orinoco; Nicola Greco (q.e.p.d.) La Dinastía, Primaveral en Criadero Buena Vista; Vicente Lamónica (q.e.p.d.) Criadero Buena Vista y Criadero Agua Clara, con El Dollar F.C. y Prometido; Rubén Márquez Barreto con su famosa yegua la Pitonisa; Gustavo Cardona (q.e.p.d.) con su yegua fuera de concurso La Picardía; Carlos Lanz Fernández con su caballo Gran Delfín; El Dr. Atilio Castillo (q.e.p.d.)  su caballo paso fino Arlequín; Víctor Melean Pérez con su caballo Picasso; el capitán Barreto (q.e.p.d.) con el caballo Figurín; en el Guárico Gustavo Aguilera (q.e.p.d.) con su Hacienda Pirital y su caballo Quirpa del Llano; Jorge Fernández Merino en el Criadero Santa Rosa en Barinas, y sus ejemplares Candelazo (paso fino), Eclipse y Manizales; José Parés Espino (q.e.p.d.) en Carabobo con Antioqueño y Manizales; Eduardo Alemán, Pascual Casanova Avendaño (q.e.p.d.)  con su Ejemplar Firmamento; En el estado Mérida Ramón Rosales, (q.e.p.d.) Adalberto González, Fautino Uzcátegui y los Hermanos Mattera, Ramón Augusto Obando; en Trujillo Benito Conte Pensiero con el Criadero La Capuchina y la famosa yegua La Capuchina I; en Yaracuy Aberlardo Eslava Morales, con Caracol, Frenesí y la Electra, madre del Electrón; en Lara Gilberto Rodríguez Aranguren (q.e.p.d.) con su famoso Jardinerito; en Portuguesa Rafael Rivero Bastídas con el mejor trochador de América “Dictador” y su yegua paso fino Duquesa IV, con sus 8 grandes campeonatos; Uriel Guerrero (q.e.p.d.)  y su caballo Escándalo y Regente, Trochador Galopero; en el Zulia Joaquín y Edeberto Urdaneta; Rutilio Ríos (q.e.p.d.)  con su F.C. Faraón, Ramiro Bohórquez con Alma Llanera, Alma Zuliana, La Serpentina; Eduardo Shloeter (q.e.p.d.)  y su Caballeriza El Cañadón.

Al Cesar lo que es del Cesar, a nuestro país llegó un comerciante  de caballos y el mayor criador de caballos de paso del mundo, Fabio Ochoa Restrepo, (q.e.p.d.) uno de esos personajes que nacen cada 100 años y se dan muy pocas veces, muy hábil para negociar, conocedor de los buenos caballos, muy amable y excelente  anfitrión, conocerlo era llenarse de conocimientos  e historia del caballo de paso, éste personaje es el causante de la buena raza que los expositores venezolanos adquirieron  a partir de 1974, cuando se radicó en nuestro país, en el año 1978, cuando regresó a su Restaurant  La Margarita en Medellín, se dedicó a rescatar  todos los buenos padrotes y yeguas de alta calidad  y raza, o los hijos de estos, para organizar con los productos su Criadero La Loma  en Medellín.

Estos son los nombres de algunos de los famosos caballos que trajo a Venezuela  en el pasado: Resorte III, Rosa Linda, Dante, Dalila, traídos por su hijo Juan David Ochoa en el año 1969 cuando vino a pasar su luna de miel con su primera esposa Ofelita  (q.e.p.d.), el manejador para ese entonces de esos caballos fue el conocido Corrado Cardona, alias el Ruñido, se trasladaron desde Cúcuta a Sartenejas en un Jeep, después vinieron  Resorte IV, Pasaje, Desafío, Campanero del Valle,( traído por Nino Piedrahita (q.e.p.d.), en ésta época un zamarro costaba Bs. 6.000,00 y un apero de cabeza  de los mejores hecho por el excelente  artesano  colombiano  Querubín, Bs. 4.000,00. Un Caballo como muy caro Bs. 100.000,00 como fue el caso de Resorte III el cual no se vendió, El Dante comprado por Jorge Álvarez por Bs.17.000,00

A finales de los años 80 hasta 1996, un grupo de jóvenes entusiastas y amantes de los caballos de paso han fundado excelentes  criaderos los que a continuación  nombraremos: Criadero la Encantada  de Milton Morales , Haras La Cima de Manuel Rosales, Ramón Crassus, Hacienda San Carlos de Ramón Crassus, Criadero El Mirador de los Hermanos Benzecry, Criadero El Alto  de Alberto Echenagucia, Caballeriza Paso Fino (Hacienda La Providencia) de Carola Rodríguez y Ramón López Rivas, Criadero  El Deleite de Giampaolo Basso, El Barroqueño de Fernando De Barros, Criadero Los Escorpiones de Antonio Morral Gómez, Criadero La Polarica de Francisco García del Vecchio (Filucho), Criadero La Gran J. de Gilberto Rodríguez Pérez, Churúm Meru de Eduardo Malave, Agropecuaria Los Manantiales  del Dr. Atilio Castillo, El Zaudín de Carlos Ruiz Jiménez, La Carmelera de Raúl Parra Serva, Criadero Natalí de La Familia Costi, Hacienda Los Portillos de la familia Márquez, Criadero La Rosa del Dr. Luis La Rosa W. Santa Rosa del Dr, Jorge Fernández, Criadero El Paraíso de Luís Tola, La Capulina de la familia Goeta, Criadero La Victoria de Guillermo Llanez, Haras Yurubí de Evencio Gómez González y Carlos Silva Alcalá, Criadero Porfino de Miguel Otaola, Criadero La Pradera de David Calcaño, Criadero Agua Clara de la familia Lamónica.

En Mérida, Criadero Zumba, Criadero los Olivos, Criadero Cruz Preciosa, Criadero Los Arcos, Criadero Doña Carmen.

Desde 1969 hasta el presente han proliferado una gran cantidad de caballerizas  que le dan vida a la actividad equina en la zona de Mariches en estado Miranda, entre la que se encuentran la pionera Paso Fino, Maturín, La Anzolera, Paramito, la Rienda, Los Arrieros, Villa Dolores, ahora llamada Villa Duarte, La Joya, Rancho Amalfi.

La Principal Actividad de estas caballerizas  son las grandes cabalgatas, con sancocho incluido y luego la gran fiesta, todo esto con la participación de lo principal que es la Familia, la cual permanece unida por el Caballo.

Las Asociaciones de Venezuela  son las siguientes:  ASOPASO en Barquisimeto fundada hace 27 años, ACET San Cristóbal, AFALPASO y ASDECRIA en Falcón, ASOCAME y AMEPASO en Mérida, ASOFINO en Carabobo, ATRUPASO en Trujillo, AZUPASO en el Zulia, PASOCRIA  en Miranda y D.F.

Debemos destacar la labor de muchas personas que han colaborado para que el caballo de paso en Venezuela  ocupe el lugar que tiene en la actualidad: La Sra. Malou de Canelón excelente organizadora de elegantes eventos y juez nacional de caballos de paso, quién desde el año 1967 nos acompaña en éste medio, los locutores Rafael Guerra (Guerrita q.e.p.d), Carlos Garméndia Graterol, los hermanos Diego Luís y Ramón José Perdomo, Fernando Deibis, Rubén Márquez, Arnaldo Montilla Fuentes, Iván Silva. Rodrigo Rivas, Custodio Ovalles Fernández, Rosalba León; Ramón León, organizador de  eventos, juez y director de mesas técnicas.

Venezuela ha tenido la suerte de tener entre sus montadores  familias compuestas por padre e hijos, entre los que podemos citar : Elías Martínez e hijos: Rubiel, Luís Hely y Marcelino. Adolfo Montilla Roa e Hijos: Adolfo, Jorge, Fernando y Hugo. Gonzalo Naranjo e hijos: Germán, Ricardo y Arcesio.  Oscar Zuleta e Hijos: Manuel y Juan. Los hermanos  Rodrigo Brand,Álvaro Brand y José Diego  Brand, (q.e.p.d.)  éste último  montador en Venezuela desde 1972, conduciendo excelentes ejemplares  como :La Rebeca y Emperador, y criador del Dali de Los Cuatro Pasos. Wilson Tangarife e hijos: John y Alejandro. Pedro Iglesias e Hijos: Omar y Wilmer. Héctor Gallego  e Hijos: Jhon , Héctor y Javier.

Arnaldo Montilla  Fuentes
Editor
E-mail: damepaso@gmail.com
Cell
: + 58 414 121.09.19
Caracas, Venezuela

Este artículo fue posible gracias a la colaboración de las siguientes personalidades en año 1996:

Sr. Guillermo Santaella B. Dr. John Parra Febres, Sr. José Cheo Zambrano, Dr. Raúl Estrada Londoño, Sr. Oscar Rojas Araujo, Dr. Luis Tagliaferro, Sr. Gilberto Rodríguez Pérez, Sr. Diego Brand García, Dr. José Antono Giacoppini Zárraga y nuestro Editor. Sr.  Arnaldo Montilla Fuentes.